. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1316. Jueves, 18 diciembre, 2008

 
Capítulo Milésimo tricentésimo decimosexto: "La mosca que no quiere ser cazada está más segura cuando se posa en el cazamoscas” (Georg Christoph Lichtenberg 1742-1799; escritor alemán)

Más que por huevos las cosas se hacen por uebos, es decir, por necesidad... según la definición de la “Real Academia Española © todos los derechos reservados”.

A ver si así mis queridos jefes no me los tocan tanto haciéndose los ofendidos cada vez que intento explicarles correctamente la verdadera razón por la que tengo que venir al trabajo cada día.

Por uebos.

¡Manda huevos!