. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1888. Miércoles, 28 septiembre, 2011

 
Capítulo Milésimo octingentésimo octogésimo octavo: "Se casa para vengarse de su cónyuge quedándose a vivir con él para toda la vida" ( Resumen de agencias)

Siempre me ha conmovido y me ha asombrado el caso, con frecuencia repetido, del millonario que surgió de la nada, la historia ejemplar y enternecedora de aquellos que empezaron un buen día con treintaeuros y a fuerza de gracia natural, de tesón, de habilidad y de inteligencia, al cabo de unos pocos años los convirtieron en el primermillón, que por lo visto es el más difícil de lograr, porque, según parece, los demás ya vienen inmediatamente, poco menos que solos y en virtud de ese principio tan conocido de que dinerollamaadinero.

De mí puedo asegurar sin el menor rubor y con la frente muy alta -que realmente maldito para lo que sirve- que "a sensu contrario" me dan unmillón, y no en unos pocos años, sino en una pocas horas, lo transformo en treintaeuros, porque seguro que en cualquier momento se me antoja un elefante azul disecado, o coleccionar tapaderas de alcantarillas, o comprar impertinentes de lapislázuli (!pero qué bonita es la palabra lapislázuli coñe!), y todo eso cuesta dinero, porque los caprichos se cobran y se pagan normalmente a precios abusivos.

Eso sí, en cambio puedo realizar la mágica trasformación sin necesidad de tesón, ni de habilidad, ni de inteligencia y, por supuesto, sin ninguna gracia.

Si alguien quiere comprobarlo... a su disposición.